"SOY AMBAR, SUPERVIVIENTE DE ABUSOS SEXUALES EN MI INFANCIA"


Si, esta soy yo de niña, ajena a todo lo que vendría después.  
Sufrí abusos sexuales en mi infancia. 
Un abuso no es como un esguince que con un poco de reposo se cura, varias secuelas me acompañan, entre ellas el estrés postraumático desarrollado a raíz de todo lo sufrido y vivido.  
He tenido que aprender a convivir, a conocer y a llevarme lo mejor posible con ellas para poder tener una vida, digamos "normal". 
Separación de mis padres, abusos sexuales e incesto siendo niña, prostituida por proxenetas que vendieron mi cuerpo, probé las drogas, promiscuidad, depresión, soledad, he querido suicidarme en varias ocasiones, he sufrido anorexia y bulimia durante muchos años y un trastorno de estrés postraumático que me acompaña desde niña hasta el día de hoy y que condicionó y condiciona mi vida.  
Ahora soy adulta, tengo mi propia familia y por nada del mundo quisiera que pasaran por mi infierno, por nuestro infierno, el de tant@s, que callan y esconden esa pesadilla que les atormenta y como digo, condiciona su vida a medida que van creciendo.   
Me he visto desamparada y sola, muy sola lidiando contra una manada de lobos que prefieren silenciar estos abusos para que su vida siga siendo lo que es, una farsa donde lo incómodo no tiene cabida, no se quiere ver.  
Sola ante la sociedad  y ante muchos profesionales por no saber ayudar, por no estar preparados, la mayoría de ell@s,  para este tipo de problemas con tantas y tan variadas consecuencias como son los abusos.    
Nadie escucha ni nadie ve, nadie quiere oír ni mirar.  Ni leyes adecuadas, ni protección adecuada, ni ayuda adecuada.  Ni para much@s de los niñ@s que lo están sufriendo, ni para l@s adult@s que los hemos sufrido y luchamos cada día de nuestras vidas por ir recomponiendo los múltiples trozos que han quedado rotos por el camino.  
Un sistema que no hace nada por atajar de raíz el problema, solo corta las ramas una y otra vez.  Porque, aunque la mayor parte de las veces a escondidas y en silencio, los supervivientes de abusos en la infancia, seguimos siendo much@s.
(Año 2006, inicio de este blog)

"CADA ABUSO QUE EVITAMOS, SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS" 
Ambar IL.