A TI, QUE NO ME AYUDASTE.


                                         
Hola, probablemente no sepas quien soy, a estas alturas pensaras que no viene a cuento. Te diré que si viene a cuento, viene a cuento porque sufrí abusos sexuales en mi infancia cuando iba contigo a clase y tu no ayudaste en nada a aliviar mi sufrimiento, ni tenias porque, pensarás. 
Tienes razón, pero lo que nunca debiste hacer es tratar a una compañera tuya en ese momento mucho mas débil que tu y necesitada de ayuda desesperadamente como lo hiciste, llamándome subnormal y participando en las humillaciones con las demás, que me pegaban a la salida de clase, me enganchaban etiquetas en la espalda, me llamaban bicho raro y me hacían un vacío insoportable muy dificil de llevar en esa edad añadido a lo que estaba pasando en casa.
Te recuerdo aún, ya no se si con odio o con pena, porque no se si tu tienes hijos, pero se que alguno de tus hermanos si los tiene, espero que nunca les haga nadie lo que tu me hiciste a mi. 
Créeme que teniendo ya la edad que tenemos sigo lidiando cada segundo de mi vida con esas consecuencias, las del abuso sexual de mi familiar y las del abuso que me hicisteis vosotras. 
Tu y el resto, todas me disteis de lado. 
Supongo que deducirás quien soy y os he visto mil veces por la calle y nunca os dije nada. No se si recordaras todas estas anécdotas, cuando me dejabais tirada en el patio,sola, sentada en el patio donde había los columpios, ¡tres años me pasé sola, con vuestras humillaciones además de la tortura que pasaba en casa! 
No fuisteis ninguna capaz de sentaros a mi lado y preguntarme: ¿Que te pasa? ¡juega con nosotras!. No, claro, era mas fácil humillarme y llamarme subnormal como tu me llamabas, pegarme a la salida de clase como hacia (X), reírse de mi por cualquier cosa, decirme que era un bicho raro y llamarme pequeña Lulu como hacia (Y), era mejor y mas fácil esto ¿verdad? 
Casi todas las demás tienen hijos, de verdad que espero que nunca les paguen con la misma moneda. No se que es de tu vida, espero que todo te vaya bien y que nunca tengas que vivir por nadie que quieras esta pesadilla que sufrí yo, porque las consecuencias son eternas.