"¡QUE HARTURA DE FIESTAS!"


Odio el ultimo día del año, si ya hay hipocresía durante el resto de los 364 días anteriores, este se lleva la palma.
Menuda sarta de mentiras y papeles forzados por actores de la vida que somos todos.
Es un auténtico coñazo tener que celebrar algo que no es más ni menos que otro día que pasa, uno de tantos, pero cambia el calendario, nada más.
Me gusta estar tranquila este día, este año no va a poder ser; no se como irá , ¡ya llevo toda la semana que se me hace un poco cuesta arriba el pensar en esta noche!
No se, no estoy acostumbrada a tanta gente por casa ni a tener que mantener conversaciones forzadas en las que ni pincho ni corto, porque para empezar, a veces tu no compartes un pasado en común con ciertas personas, con lo que te quedas fuera del dialogo y empiezas a divagar, en tu mundo y arrepintiéndote de estar ahí.
Además, justo este día no te apetece nada entablar relaciones sociales, aunque sean ya conocidas, pero tampoco hay tanta confianza como para sentirte a gusto y relajada.
Hay temas que no se pueden tratar, otros que mejor no opinar; aquellos en los que te gustaría contestarle mal a alguien pero no puedes, por diplomacia, o por como decía al principio, ¡HIPOCRESÍA.!
Esta gran amiga que no nos deja sólos nunca!  Siempre nos acompaña, ¡esta si que no nos falla!!!
¡Que coñazo de fiestecitas!