"¿VALE LA PENA VIVIR?

                                                             
Lo que voy a publicar, lo escribí en mayo del 95 y no tenía ni idea  conscientemente de lo que me había pasado. Tenía imágenes del abuso en mi cabeza, estaban ahí, no las relacionaba con mi vida en ningún momento a pesar de que las secuelas y las consecuencias dominaban mi vida.

Ahora me doy cuenta que era mi interior el que hablaba, el que se planteaba si valía la pena haber nacido o no. Una discusión interna en la que me debatía constantemente.

A FAVOR DE VIVIR: 

Quiero vivir, no deseo morir, deseo sentir, odiar, querer, amar, maltratar, blasfemar, reír, insultar, engañar, condiciones humanas retractoras de nuestro carácter.
Quiero ser egoista y generosa, amable y soez, comprensiva e intolerante.
Quiero disfrutar de la vida otorgada desde mi concepción, mi próxima vida, mi alternativa de futuro.
Mi lucha por la subsistencia es constante, es interminable, crece día a día, a medida que yo voy creciendo y desarrollándome como ser humano o como monstruo, quizás como víctima de un mundo carcelero y cruel que nos trata despóticamente, o dejamos que nos trate, sin darnos cuenta. Caemos en su red, como el mero confiado en la caña del pescador.
¿Porque mi vida es menos digna de ser vivida que la de otro?
¿Porque no debería oler las rosas, la primavera, la tierra mojada tras la lluvia? ¿Porque no observar el amanecer, la puesta de sol, el arco iris tras un cristal? ¿Porque?
¿Acaso no merezco una oportunidad?
Deseo formar parte del mundo, ser su cómplice, su redentora, su confidente, su enemiga, su reo o su verdugo, quiero sentirme parte de él para lo bueno y para lo malo.

EN CONTRA DE VIVIR

No te esfuerces amiga, no vale la pena. Tus ansias por vivir son admirables, corazonadoras. Entras a formar parte del gran juego del ridículo más grande jamas acontecido. El ridículo a la vida. Yo la desprecio, la menosprecio. No es para menos.
¿Que puedo esperar que ya no sepa?
¿Que otra opción me queda?
¿Que puedo elegir aparte de mi sufrimiento y el de los demás? Prefiero un dolor intenso y breve que agonizar decenas de años, aburrida, reprimida, impotente, torturada y miedosa. 
¿Pero que crees que hay ahí fuera? NO HAY NADA!. La nada te espera, el vacío, la soledad compartida por miles de seres a tu alrededor. Los ves, los oyes, pero no les sientes, ni ellos te sienten a ti.
Te esforzaras por hacerte oír y nada recibirás a cambio, te destruirán despacio, sutilmente, sonriéndote y a la vez hiriéndote
¿Es eso lo que buscas?
¿Buscas acaso un autocastigo? ¡Ni lo intentes, olvídate!.
Acaba cuanto antes y muere dignamente ahora que puedes, no luches por sobrevivir, no acapares tu tiempo con sueños blancos que nunca realizarás porque quizas algun monstruo te los arrebate, no te permita llevarlos a cabo y hunda parte de tu vida en la oscuridad
.¡Escúchame! Huye de ellos, huye de la vida, no merece la pena tanta agonía. ¿Sabes seguro tu destino?
No tientes la suerte y haz una retirada digna, tu falta en el mundo sera pequeña. Caerás en el olvido, pero permanecerás puro en la mente de tus conceptores, sin maldad, inocente.
¿Vale la pena arriesgarse a vivir en un eterno infierno porque nadie va a protegerte?

No lo se.