"SEXO VIOLENTO Y MALTRATO"


                                                                                
Una vez un psicólogo, (no tuve suerte esa vez tampoco),  me dijo que debido a mis tendencias sexuales, yo era la que provocaba y confundía a mis parejas y originaba los malos tratos. En definitiva, que yo me buscaba que me maltratasen. 
Me quedé tan confusa que he tardado años en darme cuenta que no es así. 
Primero, me sentí estúpida por haberle contado cosas tan privadas de mi vida sexual. 
Segundo, decepcionada con ya no solo su respuesta si no el tono con el que me la dijo. No volví, claro.
Mis relaciones sexuales, desde que empecé a tenerlas con consentimiento claro esta, siempre fueron extrañas, confusas. Para mi al menos. 
Como dije en un anterior post, con mi primer novio serio, le decía que adoptase el papel de mi abusador. Después, ya me fui dando cuenta que prefería el sexo tirando a violento que al romántico. Pero sólo en ese aspecto. 
Está claro que en el resto de mi vida, no me gustaba ni que me maltratasen ni que me pegasen. Lo que me dijo ese psicólogo me hizo dudar mucho tiempo. 
¿Seria yo la que propiciaba los malos tratos?
Con otra de mis parejas, cuando me intentó estrangular hasta casi perder el conocimiento, me lanzó contra una puerta y me puso un cuchillo en el cuello, se justificaba diciéndome que yo le había puesto nervioso, que le había hecho perder el control. 
Acabas creyéndote que eres tu que los provocas. 
Con la mayoría de las otras parejas que tuve, había presencia de malos tratos o humillaciones verbales.
¿También eran culpa mía?
Con todos, mis relaciones sexuales se basaban en la misma temática, sexo violento y humillante. 
Con el tiempo, al conocer a mi actual pareja, me di cuenta de que hay otro tipo de sexo, más normal y ni mucho menos quiero criticar a quien lo practica de esta manera, cada uno es libre de llevar la vida sexual como quiera, pero en mi caso era propiciado por los abusos, no conocía otra vertiente del sexo, es como si sólo pudiera excitarme el que me humillaran o maltrataran. 
¡He tardado tanto tiempo en asimilar eso, en darme cuenta que puedo disfrutar igual sin necesidad de todas esas prácticas!. 
Algunas veces, cuando ejercia la prostitución, tenia muchos clientes que les gustaba el sado, y esta claro que mi papel era el de sumisa. 
Salir  de esa espiral cuesta muchísimo, salir de tener sexo por tenerlo, como algo mecánico, como si fuera un robot. 
Recuerdo palabras de una persona que me decía: -¿Como puedes respetarte tan poco a ti misma?, a lo que yo respondía, que a mi me daba igual, que no sentía nada. 
Ahora entiendo muy bien lo que me quería decir. 
No me respetaba porque en el fondo, consideraba que era para lo único que valía y que lo único que podía ofrecer y en lo único que se me podía valorar era eso que ya algunos cogieron cuando yo era niña:  "mi cuerpo".