"MAS CONCIENCIACION HACIA LA MUJER MALTRATADA"


Hace un tiempo escuché una noticia que me llamó la atención. Por desgracia están a la orden del día la agresividad contra las mujeres, pero parece que también lo esta el de los héroes de la calle, por suerte.
Me satisfacen mucho, por supuesto, estos individuos que sin pensárselo saltan a socorrer a una pobre mujer que esta siendo agredida por un hombre. 
Es muy loable y les honra, por supuesto.
Pero me planteo el porque a otras muchas no se les ayuda, no se les cobija ni se les tiende una mano donde agarrarse.
¿Donde radica la diferencia?
¿En la más o menos suerte de la mujer en cuestión?
¿O en la solidaridad, empatia, valentia del ciudadano que está cerca cuando ocurre y no se lo piensa para actuar?
Hablo por propia experiencia.
Me encontraba hace años en la plaza del ayuntamiento donde yo vivía, un dia de festejos.  Un barrio llenísimo de gente, abarrotado de puestos vendiendo libros y rosas. No cabía un alfiler. 
Causalidad, o no, creo que me seguía, me encontré con mi ex, con el que ya no salía en ese momento. 
Me paró, preguntándome si ya me había pensado lo de ir a vivir juntos, que el no se imaginaba vivir sin mi, que nos planteáramos formar una familia, etc. Evidentemente, le dije que no, que no lo tenía claro, porque discutíamos mucho, la relación no había ido bien y solo nos hacíamos daño mutuamente.
Empezó a enfadarse, a insultarme, a llamarme puta, delante de todo el mundo, a lo que yo  me di la vuelta para alejarme de el. 
Sin dudarlo empezó a seguirme,  a gritar y gesticular con un dedo en su cuello que me iba a cortar la cabeza, todo esto por toda la plaza del ayuntamiento, gritando y abarrotado de gente. Me alcanzó y me agarró fuertemente el brazo para zarandearme de un lado a otro para hacerme caer. 
Todo esto con gente mirando y ¡sin hacer nadie nada! 
Conseguí escaparme corriendo con el consiguiente pánico y shock. Estaba temblando. No sabia donde ir. 
Me dio miedo que me siguiera hasta mi casa que estaba detrás de la plaza y me metí en el metro, pensando que allí al menos podría refugiarme con el guardia de seguridad. 
Estaba aterrada.
El ya me había puesto un cuchillo en el cuello. También había intentado estrangularme.
¡¡¡¿Porque nadie me ayudó? !!! ¡¡¡Había muchísima gente presenciando todo el espectáculo!!!
Esta misma persona, al año siguiente, aún me llamaba por teléfono y al telefonillo de la puerta y me decía "que me mirase en el espejo con la cabeza cortada". 
Eso fue en agosto y esa noche estaba sola. La pasé encerrada en mi habitación, con las ventanas y todo cerrado, con un calor tremendo y temblando de miedo por si me hacia algo. 
Creo que no he pasado más miedo en mi vida que esa noche. Incluso más que cuando me puso el cuchillo en el cuello.
Ahora salen héroes por todas partes ¡y hace años no había ni uno! Ya es mala suerte también y la gente desaprensiva y poco solidaria.
¿Como no vas a perder la confianza en el ser humano? 
¡Mi familia, mis amistades, las personas que te ven en peligro y ni se inmutan! 
Nadie nunca se  molestó en empatizar un poco conmigo, en ponerse en mi lugar, en pensar que algún día le podía pasar a el o a ella.
Me alegro mucho que ahora salgan salvadores pero lo ideal, aparte de que no deberian existir mujeres maltratadas, sería que estos salvadores, cercanos o no, salieran para todas.  

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA DE GENERO.