"SIGO DESCUBRIENDO VERDADES"


Hoy rebuscando papeles que cogí de mi casa después de fallecer mi abuela, antes que los pillaran mis tíos, al fin y (al cabo me atañen solo a mi), he descubierto muchas cosas. Los tenia guardados, pero no les había prestado la atención que debiera. No era el momento quizá, ahora si lo es.
Este es una carta que escribió mi padre a mis abuelos, cuando yo debía tener un año y desertó de la mili. 

"En primer lugar estamos todos bien, hemos alquilado una casa en un pueblo muy pequeño. En mi defensa quiero decir que desde que tengo uso de razón mi consciencia esta muy tranquila pues nunca he querido hacer daño a nadie. Los motivos por los cuales he desertado supongo que los sabréis, pues ella está encinta otra vez y estando en la mili hubiera sido imposible arreglar este problema, pero yo seré el primero que en cuanto vea la cosa arreglada me presentaré al primer cuartel de la guardia civil.
Nos hemos llevado a la niña (o sea yo) porque pensamos que si la dejáramos con ustedes pensaran que la habíamos abandonado y entonces podrían si querían, cambiar los papeles, y para nada queremos esto. Estoy trabajando en una buena familia y hemos pensado que si Uds quieren a la niña una temporada hasta que se arregle esto Juani, (mi madre), la traería cuando nos pusiéramos de acuerdo. Sobre todo no se preocupe que estoy trabajando y no ha sido una locura de juventud pues ya sabe mi manera de pensar que no quiero depender de nadie y con otro hijo en camino tendríamos que depender a la fuerza de Uds, y no queremos. La verdad que estamos y la niña en particular bien y yo estoy aunque no lo crean preocupado por Uds".

Y esta es un fragmento que escribió mi abuelo al Capitán Juez Instructor del Ejercito en una de sus cartas.


"No se puede achacar el motivo de la fuga de mi hijo del Ejercito como político ni social en absoluto, un tanto por ciento muy elevado lo podríamos inculpar con toda certeza a su esposa, inepta para llevar una familia, una chica con muy pocos cabales y por desgracia su madre con menos todavía".


Esto es lo que opinaba mi abuelo de mi madre. Esto es con lo que yo crecí. Cierto que eran muy jóvenes cuando me tuvieron, pero mi padre cuando se fue de casa tenia 18 años, y yo estaba a 3 años de nacer. No fue por mi que se fue de casa. ¿Eso nunca se lo planteó nadie?
Mi padre fumaba hachís antes de nacer yo y mi abuela le pasaba el dinero por la ventana del lavabo desde la cocina. Eso me lo explicaba ella. Estoy segura que mi padre pasó abusos también.
Mis padres no querían dejarme, el error que cometieron fue ese, dejarme unos días con mis abuelos y así ellos llenarse de excusas en su favor. 
He podido leer en otro documento referente a mi abuelo que contaron con la ayuda del que había sido concejal del ayuntamiento muy importante en esa época. ¡Con razón tenían tanta fuerza sus palabras, si no es imposible! 
En otro escrito mi abuelo ruega que se den prisa en el dictamen del tribunal de menores porque mi madre esta solicitando mi custodia. ¡Normal, era mi madre!


En fin, un día completito de descubrimientos, y los que me esconden mis tíos aun, porque ellos todo esto lo saben, ¡eso es lo irónico!  ¡QUE ASCO!