"ABUSO SEXUAL EN LA INFANCIA, ESE GRAN DESCONOCIDO"


                                      
Un comentario que me hicieron hace poco, me dio una idea.
Me dijeron que aprendían más conmigo que con las clases en la facultad de psicología.
Se me ocurrió plantear a la Facultad de Psicología la idea de que contaran con víctimas de abusos sexuales en la infancia, ofreciéndome yo como voluntaria para que puedan conocer de primera mano las secuelas y comportamientos que se derivan de ello.
Sin pensármelo, no dude en escribirles un e-mail, sin muchas esperanzas de obtener respuesta, todo hay que decirlo.
Mi sorpresa ha sido mayúscula cuando esta mañana he recibido un correo.
Me ha escrito el Decano de la Facultad de Psicología, en respuesta a mi ofrecimiento para hacer de conejillo de indias a los estudiantes y profesores.
Me ofrecí para sus preguntas, debates, coloquios, clases, lo que quisieran preguntarme. 

Creo que en algo puede ayudar el conocer tan variadas secuelas y comportamientos en primera persona.
Vista la mala experiencia que he tenido yo con ese tema, que no quiere decir que todos los profesionales sean igual, podría resultar interesante el punto de vista de una víctima/superviviente de abusos.
Muy amablemente me ha dicho que cuando vuelva a iniciarse el curso, me tendrán en cuenta para tal finalidad.
¡La verdad que me ha hecho mucha ilusión!
En muchos casos, en los que incluyo mi propia experiencia, si la victima no es consciente de que ha sufrido abusos, el profesional solo trata las secuelas, ejemplo, anorexia, bulimia, autolesiones, falta de autoestima, depresión, drogas, sin nunca llegar al verdadero problema, por lo que estas seguirán brotando en diferentes maneras.
O nunca se conseguirán erradicar o solucionar.
Las secuelas son la parte exterior de unos abusos, la parte visible, pero el verdadero problema es el descubrir de donde parten  y tratarlas.
En este punto es donde creo que el testimonio de las víctimas, puede ser de utilidad para los profesionales.
Igual que los médicos tienen su parte teórica y práctica en su carrera, visitan y estudian con pacientes reales, seria bueno que los estudiantes de psicología pudieran hacer lo mismo con personas que una vez conocen su problema, estén dispuestas a compartir las consecuencias a las que les ha llevado el abuso.
Así podrían verse las múltiples variantes en las que puede desembocar un abuso sexual en la infancia, pero ya de forma práctica y real.
Creo que es una buena idea.