¿EN QUE ESTAMOS CONVIRTIENDO LA INFANCIA?

                                   
Yo jugué con muñecas hasta los trece años aproximadamente. Muñecas recortables, Minene,  Nenuco, Babymocosete, Barriguitas, Nancy.  Incluso la Barbie, que ahora ya no es lo que era.
Muñecas, que para mi, eran eso, muñecas. 
Ahora, si voy a algún centro comercial y empiezo a mirar estanterías, repletas de juguetes, la sección de "niñas", de muñecas, como las que yo tenia, ¡bien pocas quedan!
Me pregunto muchas veces:   
¿Con que estereotipos están creciendo los niños de ahora?
Como otras veces he comentado, adoptan actitudes impropias de sus edades,  vestimentas inapropiadas tampoco acordes a sus años. Lo fomenta la TV, la publicidad, el rol de la mujer objeto, que bajo mi punto de vista, no ha variado en nada comparándolo con el de  hace años, incluso creo que está peor en algunos aspectos.
Con este tipo de muñecas, que nunca le hemos comprado a nuestra hija, están fomentando, desde la más tierna infancia, un rol de comportamientos totalmente erróneos y nocivos.
La niñas crecen con esa creencia, con ese deseo de ser como sus muñecas, fashion, modernas, de fiesta en fiesta todo el día, con descapotable, yate, apartamento, multitud de bolsos y complementos, multitud de novios con cochazos y vestuario cuanto más provocador, mejor.
Los niños crecen también con la imagen de la niña objeto, niña maquillada, niña vestida para ir a bailar, niña interesada en bienes materiales, cuya  única finalidad parece ser la de agradarles a ellos.
¿En que se traduce esto en la adolescencia?
En más de lo mismo. Promiscuidad, relaciones sexuales en edades muy tempranas, alcohol, falta de motivaciones, de valores, y en algunos casos violencia alimentada por la impunidad que les otorgan las leyes.  
Cierto que no todo el mundo es igual, ¡por suerte!,  y esto de la muñecas es sólo uno de los ejemplos, pero no hay que negar las evidencias de lo que estamos fomentando.
Niños/as de imagen, niños niñas de anuncio, que se convertirán en adultos egocéntricos y narcisistas, obsesionados con su propia imagen y adquisiciones materiales. Viviendo una vida que creen tiene que ser fiesta continua y con un alto indice de egoísmo general.
Sinceramente, una pena.
¿En que estamos convirtiendo la infancia?

"CADA ABUSO QUE EVITAMOS, SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS"