"ABUSOS EN LA INFANCIA, CAUSA-EFECTO"




Cuando has sufrido abusos en tu infancia se modifica tu ADN. 
No, ya se que el ADN no se modifica, está claro. Lo que si se modifica es tu personalidad.
Cuando eres adulto y te ves con la capacidad, la valentía, el coraje suficiente como para encarar el tema, para sacarlo a la luz, a los demás e incluso a ti mismo, es cuando vuelve un poco el infierno.
A veces me pregunto que me ha marcado más, el abuso o las consecuencias de las secuelas que me dejaron.
Es siempre darle vueltas a lo mismo, a un tema ya hablado por mi. Pero no deja de sorprenderme, a medida que vas creciendo como persona, el hecho de que a veces me da la sensación de que la vida que llevé a raíz de los abusos me condicionó igual o más que estos.

El que mi abuelo abusara sexualmente de mi, el que mi familia me ignorara y menospreciara durante toda mi vida.  ¿Radica aquí el origen de mi vida actual?
¿O quizás en el hecho de que por culpa de los abusos sufridos yo fui promiscua, fui anoréxica y bulímica, fui prostituta, fui víctima de violencia de genero, fui agresiva y fui suicida?.
¿Cual es la clave aquí de todo esto?
¿Alguien lo sabe? Porque yo no lo se.
Está claro que seguramente, sin abusos no hubiera habido (posiblemente) ni promiscuidad, ni trastornos alimentarios, no prostitución, ni intentos de suicidio, ni agresividad.
No creo que mi vida hubiera ido por estos derroteros sin los abusos.

Parte de la sociedad esta enferma y me pregunto si toda esta gente que consideran sus vidas, sus comportamientos como normales, realmente lo son tanto. Me permito el beneficio de la duda, porque hay cosas que no entiendo.

No me alegro de haber sufrido abusos, por supuesto que no, pero si me alegro de haber podido resilenciar el dolor que me han infringido, la soledad que he sentido durante tantos años, el miedo a todo y a todos, el odio y el rencor.
Me ha servido para ser quien soy ahora.
Tengo secuelas si. Y muchas. Pero las conozco y soy consciente de ellas.

Esta vida a veces es una mierda y otras es genial. Según el cristal con que la mires y segun el mundo que te crees a tu alrrededor. Es cuestion de autoprotegerte a ti mismo que no te vuelvan a hacer daño, aunque no es tarea facil.
Paciencia se necesita para aguantar según que comentarios, según que situaciones, según que comportamientos del resto de humanos con los que tengo que tratar a veces por obligación, a veces por educación.
 A menudo siento que preferiría vivir aislada completamente del mundo, de algunas personas en concreto para evitar sentir la impotencia de que, por educación, no puedo contestar a sus gilipolleces e incongruencias, a sus comentarios sin sentido e hirientes que profesan con total impunidad.
Las ganas de callar a más de uno y de una ¿que es? ¿es una secuela de los abusos o es simplemente un acto defensivo ante un ataque verbal que utilizaría cualquier persona que no haya pasado por nada traumático?

Qui lo sa.


"CADA ABUSO QUE EVITAMOS SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS"
Ambar IL.