"LA INFANCIA QUE YO SIEMPRE QUISE"


Que satisfacción tan grande siento cuando miro a mis hijos y veo su infancia y la comparo con la mía.
Ahora que soy madre me doy más cuenta que nunca de lo mucho que deja huella la niñez. Positiva, si es feliz y tranquila. Negativa, si es tormentosa con episodios oscuros.

-Ell@s juegan con sus amigos. Yo no tenia amigas.
-Ell@s forman parte de la vida de sus compañeros de clase. Yo era un cero a la -izquierda al que humillar y pegar.
-Ell@s sonríen siempre. Yo no sonreía tanto.
-Ell@s se sienten segur@s. Yo tenia miedo de todo y a todos.
-Ell@s tienen sueños y esperanzas. Yo solo tenia tristeza.
-Ell@s se sienten protegidos. Yo me sentía indefensa.
-Ell@s se sienten acompañados. Yo me sentía muy sola.

Les miro y les envidio. Pienso como me hubiera gustado a mi tener la infancia que tienen mis niñ@s!
Siento una alegría inmensa al pensar que no cargaran cuando sean adultos con esta pesada losa, que sus recuerdos serán bonitos y claros. 
Que piensan en su futuro con ilusión y no con pánico, como veía yo el mío.
Que su infancia sigue los pasos que tiene que seguir, uno tras otro, sin altibajos ni sucesos que la alteran y transforman.
Que su sexualidad cuando vayan creciendo no se verá alterada por nada ni por nadie y seguirá sus cauces normales.
Que sus recuerdos de la infancia serán felices, no como los mios, que pensaba continuamente que era la peor época de mi vida.
Por todos estos matices me siento contenta, porque a pesar de que yo tuve la desgracia de sufrir abusos, he podido conseguir, al menos en mis hijos, esa infancia que tanto deseaba para mi.


"CADA ABUSO QUE EVITAMOS, SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS"
Ambar IL.