"GRACIAS"




Quiero dar las "gracias" (irónicamente, por supuesto) a tod@s aquell@s que colaboraron en hacer de mi vida un lugar hostil y horrendo.
"Gracias" a mis abuelos paternos por secuestrarme en su casa para posteriormente sufrir abusos sex y psicológicos durante años.
"Gracias" al resto de mi familia por seguir con esa dinámica psicologica durante años.
"Gracias" a algunas compañeras de clase por insultarme, pegarme y hacerme el vacío durante tres cursos seguidos.
"Gracias" a aquellos clientes y proxenetas que me explotaron sexualmente, por seguir denigrándome, abusándome y anulándome como persona.
"Gracias" a aquellos novios y amigas que se aprovechaban de mi sumisión adquirida para maltratarme, física, psicológica y económicamente, a cambio de regalarme un poco de su atención.
"Gracias" a los que cuando estaba aterrorizada por el maltrato de una de mis parejas me decían que yo me lo buscaba.
"Gracias" a todos los que me veían con una anorexia galopante, pesando 38 kg y me miraban con desprecio e indiferencia.
"Gracias" a todos los vecinos de la finca en la que vivía por gritarme, insultarme, menospreciarme en mis peores momentos.
"Gracias" a aquellos profesionales que con su poca empatia me dejaban mas anulada y confusa de lo que ya de por si estaba.
"Gracias" a aquellas personas en las que alguna vez, erróneamente, he confiado para contar aspectos de mi vida y me han cortado en seco importándoles una mierda lo que haya dicho o por lo que haya pasado.
A todos ellos "gracias" por todos estos años de soledad emocional, de sumisión, humillación, de introversión, de miedo, de decepción.
"Gracias" por tantos años en los que me convertí en una zombi en vida, en un mero reflejo distorsionado de la que en realidad hubiera sido sin esos abusos ni ese maltrato.
Puedo contarlo, si, por suerte, como el que cuenta una historia ajena que le cala hasta los huesos.
Mi historia, en la que muchos han intervenido para hacerla mas dolorosa y pocos los que me han ofrecido su mano en la que asirme.
Me quedo con los últimos.
GRACIAS a los que por fin estoy aprendido a vivir, no a sobrevivir.
A ser por fin FELIZ.

"CADA ABUSO QUE EVITAMOS, SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS"
Ambar IL.