"PROSTITUCIÓN. EMPODERAR, SI, PERO PARA SALIR DE ELLA"


Hablo como ex prostituta, de mi experiencia de muchos años metida en ese mundo, explotada sexualmente.
Nadie vino a decirme porque ejercía, nadie vino a preocuparse de buscarme otra opción, de ayudarme, ni de analizar mi vida y ver los motivos por los que me estaba prostituyendo, denigrando y humillando cada día y hacerme ver que no valía solo para ofrecer sexo, que valía como mujer, como persona, que podía ser algo mas en la vida.
Al contrario, los proxenetas que se quedaban la mitad de lo que pagaban por el servicio, las "amigas" que tenia fuera de ese circulo, que se aprovechaban del dinero que yo ganaba "tan fácilmente". Todo eran risas, fiestas y salir de compras. Cuando yo, antes y después de venderme, tomaba cocaína y con los años, teniendo una anorexia y después bulimia galopantes, comía y vomitaba antes y a veces después del servicio para soportar, paliar, mitigar el asco que me daba lo que hacia. El asco que me tenia a mi misma.
Yo no reconocía los motivos que me llevaron a ello, yo defendía la prostitución a ultranza, también como una opción de libre elección porque era la única opción psicológica viable para no volverte loca y poder soportar esa violencia sexual. Te engañas y convences a ti misma, te anestesias, disocias totalmente de tu cuerpo y de tu mente para no sentir, ni física, ni emocionalmente.  

Cuando con suerte, por fin llega el día, al cabo de los años de estar explotada sexualmente, que te das cuenta de que no aguantas mas que te ponga la mano encima un tío de esa manera. Que te da asco, mucho asco. Y vislumbras una pequeña luz.
Y eso, como digo, con suerte, porque no todas las mujeres pueden salir de ello. Es una espiral que te atrapa porque sigues perpetuando los abusos, o el maltrato físico o psicológico aprendido en tu infancia y/o adolescencia sin ser ni consciente de ello.
Yo también pienso que debería preguntarse a las mujeres que están ahora mismo dedicándose a ello. Analizar sus vidas, su pasado, sus emociones, ver de que camino vienen, que vidas han tenido previamente y ayudarlas a poder salir de ello.

"Empoderarlas, pero empoderarlas intentado que se den cuenta de porque están realmente en esa situacion, de que vender su cuerpo, su ser, su dignidad e integridad como mujeres y como personas no es una opción valida y si muy dañina, física y psicologicamente", ayudarles a encontrar otras opciones y sobre todo, recuperarlas psicológica y emocionalmente.
El paso por la prostitución daña muchísimo a una persona, deja muchas secuelas, mas de las que ya puedas de por si tener al meterte en ello.


"CADA ABUSO QUE EVITAMOS, SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS" 
Ambar IL.