"CON FAMILIAS COMO ESTA, ¿QUIEN NECESITA ENEMIGOS?"


El día que cumplí los 18 años, a primera hora de la mañana fui a hacerme donante de sangre y después a sacar el dinero que durante casi un año, "yo creía" había estado ahorrando como administrativa/recepcionista en una gestoría.
Cual fue mi sorpresa cuando llego al banco y compruebo que el dinero había desaparecido.
Mis abuelos, el pederasta y su mujer, la cómplice silenciosa, el día anterior habían procedido a su retirada aprovechando que aún tenían el poder como tutores míos.
Así que, después de casi un año haciendo cuatro viajes de una punta a otra de Barcelona, sin tiempo ni para comer (porque no me dejaban comer fuera de casa), me quedé sin nada, absolutamente nada.
Eso si, con toda su cara dura me dijeron que me lo habían quitado por mi bien.
Y todo eso después, claro está, de mi abuelo partirme el palo de una bandera de Catalunya por la espalda, mi tía abrirme la cabeza con una botella de cristal y de llamarme todos puta cada vez que les venía en gana.
En fin. La trabajadora social del Tribunal de Menores de Barcelona, que llevaba mi caso, hacia una década que no venia por casa a "supervisar/vigilar" si yo estaba bien o no.
Cumplí los 18 años, dejé de estar tutelada y si antes había importado poco, ahora ya no importaba nada.
Me fui de casa porque no aguantaba más y me lanzaron a la mierda de mundo que durante tantos años, mi querida familia, había preparado para mi.
Y digo yo, con familias como esta, ¿quien necesita enemigos?

"CADA ABUSO QUE EVITAMOS, SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS"
Ambar IL.