"ABUSOS SEXUALES, MALTRATO= VULNERABILIDAD Y CARENCIAS"


Al separarme siendo bebé de mis padres y herman@s siempre tuve mucha obsesión con el tema de las familias.
Sentaba a mi abuelo y a mi abuela, yo en medio, les cogía la mano a cada uno y gritaba:¡ahora si que somos una familia!.
Más que por los integrantes creo que lo decía por los momentos.
En el colegio, le decía a mi profesora que tenía que irme a casa para darles de comer a mis hermanos, que eran los muñecos que yo tenía y situaba, perfectamente alineados, en la mesa del comedor.
Sabía que tenía herman@s, pero nos veíamos muy poco. Vivíamos a 1000 km de distancia y envidiaba mucho a las niñas de mi clase que vivían con sus hermanos y padres.
Recortaba personajes de revistas y montaba mis propias familias.
Tenía una colección de tapones de corcho, les dibujaba la cara , el pelo y formaba familias.
Mis primos eran prácticamente de mi edad. Nos vestían a todos iguales y la gente se pensaba que eramos herman@s y eso me llenaba de satisfacción.
Mis otras primas eran muy rubias, yo castaña. Me aclaraba el cabello con manzanilla y agua oxigenada para parecerme a ellas y hacer creer que eramos hermanas.
Son tonterías, lo se, pero simbolizan mucho si te paras a analizarlas.
No dejan de ser carencias en infancias tormentosas, de abusos y llenas de vulnerabilidades.



"CADA ABUSO QUE EVITAMOS, SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS"
Ambar IL.