"CARTA A MI AGRESOR"


























Tantos años en silencio desde la primera vez que peturbaste mi intimidad.
Tantos años callando y sufriendo sin entender que hice, como pasó y porqué. 
Si tuviera que escribir una carta al creador de mi propio infierno le diría, sinceramente, todo y nada a la vez.
No sabría ni por donde empezar. 
La claridad se cierne en escenas que vislumbro con pánico en mi mente y en mis sueños terroríficos por las noches.
¿Que herencia me dejaste basura inmunda del ser humano?
¿Que esperabas de mi?
¿Lo que lograste?
¿O acaso esperabas más?
Quejándote una y otra vez de la carencia de toda moralidad que tenían los demás,de tu moralidad! que con los años descubrí que no era tal, porque si tu tenias que hablar de moralidad mas valdría haberte cortado la lengua.
Me enseñaste a sentirme inútil en las matemáticas que decías se me daban mal.
Me enseñaste a rendiros pleitesía, a tener que agradeceros todos los días de mi vida el hecho de  "haberme acogido" en vuestra casa, después de arrebatarme a mis padres.
Me enseñaste a sentirme nada en casi todo lo que yo se con certeza podría haber superado a muchos de mi edad, no me dejase crecer, truncaste mi infancia y ahora, después de muerto,estas aun maldiciendo mis días de adulta,que no se todavía si lo soy o si me merezco ese adjetivo.
¡Tu me anclaste en esa infancia!
Me volviste una muerta en vida, una niña hostil y silenciosa,una niña invisible a los ojos de todos, o quizás tu arraigado entorno no quería verme en este estado carencial.
Yo era la antisocial, yo era la oveja negra de esta falsa, hipócrita y sucia familia! yo! ¿Era yo?
Ahora te redescubro, viejo fantasma, pero no como tal, si no como una consecuencia nefasta en mis días, en mi ahora, y casi te dejaba ganar terreno, pero divise una pequeña rendija de luz, tan pequeña que es casi imperceptible por mi, pero que con fuerza intento abrir cada día, cada semana, cada mes.
Voy encajando las piezas de este gran puzzle terrorífico que es mi vida, el porque me sentabas en tu regazo,agradecida que me prestaras atención,aun no se si era por cariño hacia mi como niña o había otros intereses ocultos. !que incrédula y estúpida me siento,me haces sentir!
Entiendo también, poco a poco, porque no te visite en el hospital cuando te estabas muriendo, y porque no sentí tu posterior muerte, !que ilusa! Y aún te di el placer de ver mi sentimiento de culpa durante años y años por ese motivo!
Te he descubierto, y no pienso dejarte descansar tranquilo porque te odio de tal manera que desearía tu muerte una y mil vidas mas si las tuviera, quiero que vivas en el infierno que tu creaste para mi, es el único sitio donde mereces estar tu y todos los que son como tu!

"CADA ABUSO QUE EVITAMOS, SON MUCHAS VIDAS QUE SALVAMOS".
Ambar IL.