"CUANDO LA FAMA SE COME LA INFANCIA"


                                         
Macauley Culkin, Drew Barrymore, Winona ryder, Britany Murphy, Michael jakson, Pancho (verano azul), Pepa Flores(Marisol), Joselito, Nadia Comaneci, Arnold.
Todos ellos tienen en común que fueron niños. 
Pero no niños normales, niños actores, niños prodigios, niños triunfadores. Con fama, dinero, propiedades, caprichos.
Lo tuvieron todo, lo tienen todo  y después se convierte en nada.
Cuando veo alguna serie, algunas películas en las que intervienen regularmente niños, me planteo, ¿que futuro les deparará toda esta vorágine que están viviendo en sus días?
Se que hay madres/padres que se dedican a eso, a llevar a sus hijos de casting en casting, para consagrar a su retoño dentro de un mundo traicionero y cruel. Una verdadera arma de doble filo.
Yo siempre he tenido claro el querer proteger a mis hijos de una infancia, por llamarla de alguna manera, tan díscola a mi parecer.
¿Que tienen en común todos estos nombres arriba mencionados?
La carencia de infancia para empezar. Interminables horas de grabaciones, de entrenamientos, de ensayos. Poder casi absoluto.  De todos es sabido que  este corrompe a muchos adultos. 
¿Como lo asimila un niño? 
¿Donde están sus tardes de deberes, sus riñas con amigos/as,  sus noches en vela estudiando para algún examen, sus confidencias por teléfono? 
A todo esto, le siguen comportamientos compulsivos, carencias afectivas, adicciones(alcohol, drogas), inestabilidad emocional y personal, trastornos alimentarios, intentos de suicidio y en algunos casos por todos conocidos, por desgracia, la muerte.
¿Que es lo que pasa con estas infancias? 
¿Quien se toma el derecho de arruinar la vida de estas personas? 
¿Quien son los culpables? 
¿Los propios niños?
¿Los padres? 
¿La sociedad? 
¿Quien?
Esta claro que algo está fallando cuando hay tantísimos casos que cumplen tan idénticas pautas.
¿Donde radica la diferencia entre los niños famosos con una vida "normal" y la de los que caen en esta espiral de autodestrucción?
Por desgracia, hay millones de factores que pueden llegar a destruir una infancia, una vida. 
No estaría de más pensar un poco en ello.